Desgastadas por el tiempo y saqueadas por vándalos las criptas son uno de los atractivos de la sindicatura

Más de 200 años  tienen las tumbas más antiguas registradas en el Panteón Municipal de Ocoroni. Datan de 1813, de acuerdo con los años registrados en las ‘placas’, que según sus vecinosson de piedra, con las letras labradas con cincel.

Antigüedad

En descuidado pero histórico Panteón tiene tumbas con una antigüedad de más de dos siglos, un caso de estos es el de Anselmo Castillo, quien falleció a la edad de 48 años el 21 de enero de 1814. Tumba que se destaca por ser la de mayor altura con una infraestructura distinta a las demás, rodeada de capillas que son llamadas las tumbas de los chinos, de la descendencia Ley.
Asimismo, se pueden observar tumbas que tienen fechas de 1873, 1917, 1918, 1915 y 1920, de las más antiguas.
Las capillas lucen deterioradas, sin embargo, la placa de su lápida, aún borrosa, conserva el nombre de los cuerpos de las personas que ahí yacen.

Daños

Con más de tres metros de altura e incluso cinco metros las tumbas antiguas han sido saqueadas, usadas como refugio de vagabundos y ahora testigo de los tiroteos entre bandas al quedar orificios de armas de grueso calibre en lápidas y epitafios.

Atracción

Santiago de Ocoroni es una de las sindicaturas del municipio de Sinaloa. Cuenta con varias comisarías con 1525 habitantes, entre los cuales se encuentran José Álvarez, de más de 80 años de edad, quien dijo que desde hace años esperan que a Ocoroni llegue apoyo por parte de las autoridades para conservar antiguas obras pero que hasta la fecha no son tomados en cuenta. Expresó que las tumbas atraen la atención de extranjeros, quienes llegan con sus cámaras a fotografiarse en el cementerio.

Origen

El cronista José Ángel Gómez compartió que la ciudad de Santiago de Ocoroni es tan antigua como la Villa de San Felipe, que data del 30 de abril de 1585, pueblos que coinciden no sólo en la antigüedad sino en preservar vestigios y en ser habitada  por  gente  trabajadora.

Fuente: El debate

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.