Los fabricantes de encimeras continuaron en 2015 su ascensión hacia nuevas cimas. Conscientes de que parten desde un valle y de que el camino es escarpado, cuentan con una ventaja: para estas personas, las “piedras” en el camino no son obstáculos, son valiosas aliadas.

Las cifras hablan por sí solas. El crecimiento en la facturación total del sector fue en 2015 de un 7,2%, algo insólito desde hace demasiados años. El cambio, sin embargo, comenzó en 2014, cuando no solamente se frenó una caída que parecía interminable, sino que incluso se logró crecer ligeramente, desde los 467  millones de euros hasta los 469 millones. En 2015, la cifra pasó la cota de los 500 millones de euros, hasta situarse en 503. Una gran noticia que da alas a las empresas de esta industria para soñar con una recuperación duradera, con una ascensión hacia cumbres que, desde hace años, habían quedado ocultas tras una densa niebla. Ahora que la niebla parece estar disipándose, las firmas productoras de cada uno de los materiales que conforman este sector están pujando con fuerza por hacerse con el trozo de pastel más grande.

recuperando_terreno_2En otras palabras, los compradores que vuelven al mercado se encuentran con un inmenso abanico de posibilidades, todas ellas de alta calidad y diseños imponentes, entre las que elegir. El sector no ha malgastado los años en los que las cifras no acompañaban; se han dedicado a investigar, a innovar, a mejorar sus productos y completar sus catálogos. Pero si las posibilidades han aumentado exponencialmente, también lo ha hecho la información que está al alcance del consumidor. Las redes sociales, los foros de usuarios, los blogs de decoración,…, todo ello ha hecho que el proceso de compra sea hoy por hoy mucho más complejo, y que el pastel del mercado de la encimera cuente con más sabores cada día, es decir, con más materiales entre los cuales el consumidor quiere elegir.

Para comenzar, los compuestos siguen siendo los auténticos best-sellers. Estos materiales, que tienen en común su fabricación a base de una mezcla de cuarzo y resinas que lo hacen muy poco poroso y permiten una infinidad de tonalidades y acabados, facturaron en 2015 encimeras por valor de 249 millones de euros. Comparado con el 2014, esto supone un incremento del 12%, cifra con la que pocos se atrevían a soñar hasta hace bien poco, y que se ha conseguido gracias a la estrategia basada en la innovación y la comunicación, todo ello acompañado de un ajuste de precios. Así, podemos ver cómo, en 2014, un un aumento del 0,9% en la facturación de las encimeras de compuestos trajo consigo la venta de 9% más de unidades. En 2015, esta diferencia se disipó: como decíamos, el aumento en la facturación fue de un 12% en cuanto al valor, y de un 11,6% en cuanto a las unidades vendidas.

El granito también crece

Esta estrategia es compartida por el segundo material que más aporta a la facturación total del sector, el granito. Material tradicionalmente ligado a la encimera, y que destaca por su comodidad y su elegancia atemporal, el granito también logró crecer un 5,2% en 2015, pasando de 135 millones de euros a 142 millones, gracias a el desarrollo de nuevos y exóticos colores y un producto que se adapta a los nuevos consumidores de cocinas. En cuanto a las unidades vendidas, el incremento fue de un 2%.

ganando_terreno_3Mientras que son muchos los materiales que compiten con los compuestos y con el granito en el mercado de la encimera: postformado, mármol, madera, vidrio, acero inoxidable, etc. Aún así, las tendencias de hoy en día, en las que la personalización es imprescindible y los distintos materiales cada día son más resistentes, seguros, higiénicos y duraderos, hacen que el mercado se reparta entre más actores.

Fuente: IMCB

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.