Seguro que estás acostumbrado a ver mármol en muchos sitios y con aplicaciones diferentes, como en suelos, escaleras, columnas, lápidas, jarrones o esculturas. Incluso es probable que en tu casa tengas uno o más objetos de mármol, pero, ¿sabes el proceso que sigue la roca hasta que llega a tu casa? Aquí te contamos cómo se elabora el mármol.

En primer lugar, una vez localizado el yacimiento se extrae el mármol en grandes bloques y planchas en las que la tecnología juega cada vez un papel más importante. Para su extracción, el personal trabajador se sirve de maquinaria pesada y explosivos, técnica mediante la cual pueden retirar de la roca grandes bloques y planchas. Esto permite un ahorro de esfuerzo, ya que antiguamente la extracción se hacía de forma manual mediante cuñas de madera, cuerdas, cabestros, picos y palas.

En España existen más de 70 canteras de mármol, de las cuales un alto porcentaje se encuentran localizadas en la Región de Murcia. De todas ellas se extrae mármol de diferentes variedades. En estas más de 70 canteras podemos encontrar Mármol Almorquí, Mármol Anasol, Mármol Borriol o Mármol Colmenar entre muchas otras variedades.

No es común utilizar el mármol recién extraído de la cantera, sino que una vez que la roca es extraída se almacena y se clasifica en función del tipo de mármol. Posteriormente son trasladados al taller, donde mediante unas potentes sierras se obtienen tablas de mármol que en un segundo paso serán reforzadas con fibra de vidrio. Las sierras que comúnmente se emplean para cortar el mármol son grandes discos de varios metros de diámetro que cuentan con diamante en sus dientes, ya que este material permite realizar cortes más limpios gracias a su dureza.

Para que el material tenga ese brillo tan característico es necesario pulir la roca. Para ello se pueden emplear distintas técnicas, pero la más extendida a nivel industrial es por medio de maquinaria especializada en pulir este tipo de roca.

Una vez realizado el pulido se deja secar la piedra y se realza el brillo. Las tablas ya están listas para usarse, pero primero hay que volver a cortarlas con la forma que se desee, por ejemplo, en losas. Los bordes de estas losas son biselados para que no puedan accidentarnos.

Una vez el mármol ha pasado por todo el proceso de elaboración, es empaquetado y distribuido de forma que llegue a las y los consumidores. Este podrá hacer uso del mármol en sus distintas aplicaciones, como suelos, revestimientos o embellecedores.

Así, a grandes rasgos, es como se elabora el mármol.

¿Sabías que existen trucos caseros para pulir el mármol?

Para limpiar el mármol blanco que podemos encontrar en cocinas, balcones o radiadores basta con disolver polvo de piedra pómez en vinagre. Después tendrás que aplicarlo en la superficie y dejar que haga efecto.

Si lo que quieres es limpiar un suelo de mármol, el procedimiento popular indica mezclar agua tibia y alcohol para frotar la superficie. Si la suciedad se resiste, mezcla en un cubo dos o tres litros de agua, tres cucharadas de bicarbonato de sodio, cuatro cucharadas de alcohol y un chorro de jabón líquido.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.