cementerio san jose

El actual camposanto de San José, de mediados del siglo XIX ha cubierto su capacidad, aunque se ha adjudicado la construcción de los 245 últimos nichos

Después de siglo y medio de historia, el cementerio de San José de Los Palacios y Villafranca –actualmente junto al polideportivo municipal, dentro del núcleo urbano aunque a las afueras– ha agotado prácticamente su espacio. En este sentido, la Delegación de Urbanismo del Ayuntamiento lleva meses estudiando qué zona del término municipal podría albergar un nuevo cementerio alternativo que pueda suceder al actual cuando este agote definitivamente su capacidad de acoger más enterramientos. De momento, se acaba de adjudicar la construcción de 245 nichos nuevos, probablemente los últimos, según reconocen desde el Consistorio, preocupados por la escasez de los mismos debido al estado de ruina de los bloques más antiguos y la imposibilidad de reutilizar los que quedan vacíos.

cementerio san jose

El cementerio de San José, de Los Palacios y Villafranca, se ha quedado pequeño. / Á. R.

La empresa encargada de realizar los trabajos ha sido la sevillana Orizontia SL pues, aunque las obras se licitaron por 100.000 euros, esta joven empresa ha ofertado hacerlas por 73.950 euros. La diferencia, 26.050 euros se reinvertirá en la colocación de más unidades de nichos, lo cual viene a aliviar parcialmente la necesidad urgente de nichos en este municipio que supera los 38.000 habitantes. Las obras comenzarán este mes.

Aunque el alcalde palaciego, Juan Manuel Valle (IU), aclara que«nos encontramos en una fase muy inicial y es un tema en el que no hay nada claro», también insiste en «la necesidad de un cementerio nuevo». Los técnicos de Urbanismo están tanteando ubicaciones posibles, y una de ellas podrían ser los terrenos municipales de El Palmar, a casi cuatro kilómetros del núcleo urbano, junto a la conocida como escuela de capataces (Centro de Investigación y Formación Agrarias), en la carretera que une con La Corchuela. «Se le ha solicitado a los técnicos municipales que estudien, con vistas a un futuro a medio plazo, la zona más idónea para albergar un posible nuevo cementerio alternativo, y en ello están», asegura el concejal de Urbanismo, Manuel Begines.

El actual cementerio se construyó en 1867, según reza en la cancela de entrada, y entonces se ubicaba en medio del campo, muy alejado del núcleo urbano, por razones higiénicas, una vez que dejó de enterrarse a los difuntos en las inmediaciones de la parroquia Santa María la Blanca.

Fuente: El Correo de Andalucía

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.