,

El Papa Francisco prohíbe el uso inapropiado de cenizas

Muchas personas aún lo desconocen, pero la práctica de cremación de difuntos, dicho de otro modo, la incineración, no va en contra de la doctrina cristiana. Aunque la Iglesia sigue prefiriendo la sepultura de cuerpos, su ley actual permite la cremación siempre que “no haya sido elegida por razones contrarias a su doctrina”, ya que esta “no toca el alma y no impide a la omnipotencia divina resucitar el cuerpo”. Sin embargo, ¿qué pasa con las cenizas una vez que hemos incinerado a nuestros difuntos?

La urna con las cenizas, ¿a casa?

Urna de Cenizas en estantería

Urna colocada en una estantería de casa, fotografía realizada por Joseph Mercier

Antes, lo normal era mantener las cenizas dentro de una urna en casa, pero en los últimos años han aflorado otro tipo de prácticas con las que la Iglesia católica no parece estar muy contenta. Esparcir las cenizas por el campo o por el mar parece ser una de las peticiones más demandadas actualmente. No obstante, según la legislación española no es del todo legal, pues deben cumplirse una serie de normas para esparcir las cenizas que mucha gente desconoce (pedir un permiso, alejarte de la orilla del mar varias millas, no esparcirlas en propiedad públicas ni privadas ajenas, etc.)

Interior Cementerio de Cuenca

Vista de Interior Cementerio de Cuenca

También se han creado negocios que convierten las cenizas de fallecidos en joyas, cuadros e incluso en abono (cenizas en urnas degradables con semillas). La Congregación para la Doctrina de la Fe ha tomado cartas en el asunto y ha redactado un documento llamado ‘Instrucción Ad resurgendum cum Christo’, en español Para resucitar con Cristo. En el escrito, que lleva la firma del cardenal alemán Gerhard Müller y ha sido aprobado por el Papa, básicamente se indica que:

Para evitar cualquier malentendido panteísta, naturalista o nihilista, no será permitida la dispersión de las cenizas en el aire, en la tierra o en el agua o en cualquier otra forma, o la conversión de las cenizas en recuerdos conmemorativos, en piezas de joyería o en otros artículos

El documento señala que tampoco podrán permanecer las urnas en el hogar, excepto en “casos de graves y excepcionales circunstancias”, ni podrán “ser divididas en varios núcleos familiares”. A partir de ahora las cenizas deberán depositarse en lugares sagrados como columbarios de iglesias o cementerios porque ““se evita la posibilidad de olvido, falta de respeto y malos tratos, que pueden sobrevenir sobre todo una vez pasada la primera generación, así como prácticas inconvenientes o supersticiosas”.

El debate está abierto

La noticia ha despertado toda clase de opiniones en las redes sociales. Los usuarios más críticos tachan a esta nueva medida de prohibición innecesaria y de afán recaudatorio.

cenizas-fb1

Sin embargo, no todo han sido críticas negativas. Mientras que algunos reprochan esta medida, otras personas han salido en su defensa. La mayoría de usuarios que han defendido el documento han hecho hincapié en la libertad religiosa y en que el Papa, como responsable de la Iglesia católica, puede imponer a sus creyentes lo que crea y considere oportuno y necesario.

cenizas-fb2

Finalmente, recalcar que la Iglesia podrá prohibir el funeral “a aquellos que pidan esparcir sus cenizas” y no seguir a partir de ahora las normas citadas. Está claro que el vaticano ha redactado este documento para que sus creyentes comprendan su opinión ante estas nuevas prácticas en alza y conozcan lo que deben realizar si desea actuar como manda la ley cristiana y poder tener un funeral católico. Esto significa que a partir de ahora se deberán crear en los cementerios espacios reservados, como columbarios, para mantener las urnas y dejar las cenizas de los difuntos reposar en paz.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *