Salón de mármol

El revestimiento en mármol

Seguro que más de una vez has estado en un edificio en el que se ha utilizado el mármol para su construcción y/o decoración. ¿Te gustó? Te interesará saber que tú mismo puedes realizar un cambio en tu vivienda para, por ejemplo, dar una nueva apariencia a tu salón, tu cocina o tu dormitorio. Para todo ello puedes utilizar el revestimiento en mármol.

En la actualidad el mármol marca tendencia, ya que posibilita combinar lo clásico de dicho material con los diseños más vanguardistas. En este post te contamos algunas claves que harán que tu opinión mejore respecto al revestimiento en mármol, una técnica muy aconsejable para cuando buscas algo más que una capa de pintura.

A la hora de decidir si revestir o no una pared o fachada de mármol, lo primero que hay que tener en cuenta es el estilo. Existen una gran variedad de tipos de mármol entre los que elegir, y cada uno de ellos ofrece unas posibilidades decorativas distintas. Por ejemplo, puedes revestir la fachada de mármol nacarado, una variedad de mármol con brillos nacarados y superficie parecida al marfil, pero hay más variedades con las que revestir fachadas, como el revestimiento en mármol rústico, el revestimiento en mármol travertino, el revestimiento en mármol de carrara o el revestimiento en mármol veta envejecida.

 

Pared de mármol

Tanto si tu estilo es el clásico, como si lo es el rústico o el contemporáneo, el mármol va a combinar contigo y con tu estilo. Pero emplear el mármol para revestir una pared no solo responde a una búsqueda de la elegancia y decoración. Puedes utilizar el mármol si lo que quieres es reforzar el aislamiento de tu vivienda o reparar una pared en mal estado. Para estos supuestos también puedes emplear el mármol, lo que aportará a tu vivienda una apariencia sofisticada y una gran resistencia.

El carácter atemporal del mármol hace que este material no pase de moda. Por ello sigue siendo tendencia. Como viene haciendo desde que se comenzó a emplear en construcción y decoración, sigue representando majestuosidad, elegancia y distinción. Las tendencias actuales señalan al mármol blanco con vetas grises (carrara) una de las variedades con más proyección.

Juntar mármol con mármol no es mala idea. Si ya has realizado tu revestimiento en mármol en la fachada o en el interior de tu vivienda, introducir otras piezas decorativas de mármol no va a desentonar, sino que la combinación de colores y texturas dará un toque más sofisticado a tu vivienda. Además estos objetos te resultarán tan decorativos como prácticos.

Algunas de las piezas que puedes introducir en tu salita de estar son mesas de mármol, algún jarrón, un busto o incluso una lámpara de mesa. Si por el contrario lo que buscas son objetos de mármol para la cocina puedes encontrar platos, bandejas, tablas de cortar o incluso jarras.

 

Cocina de mármol

Cocina de mármol

 

Otra estancia donde el mármol va a aportar su elegancia es el baño. La combinación de cristal, mármol y los brillos hará del baño una de las mejores estancias de tu hogar. Esto tiene una serie de ventajas, como la citada mejora del aspecto, la durabilidad y la variedad de precios y diseños.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *